29
Noviembre
2012

Comercio internacional y crisis

El intercambio de productos entre naciones permite que se genere bienestar para los ciudadanos.

export
El comercio internacional constituye uno de los factores dinamizadores del crecimiento económico de los países. El intercambio de productos entre naciones permite que la especialización productiva de cada una de ellas genere bienestar para el conjunto de sus ciudadanos. El comercio consigue que los bienes se fabriquen de manera más eficiente y con unos costes comparativamente menores que cuando cada país tiene que atender a toda la variedad de bienes que demandan sus ciudadanos. Con ello, se ha logrado que el nivel de vida de millones de personas haya mejorado de manera continua a lo largo de los últimos cincuenta años.
Como otras muchas actividades, el comercio progresa a mayor ritmo cuando la estabilidad económica, y también política y social, caracteriza el marco de las relaciones internacionales. No es posible desvincular los intercambios comerciales de aquellos otros elementos que le dan soporte y respaldan su evolución: el buen funcionamiento de los mercados financieros, la ordenada regulación del marco contractual internacional, o la propia seguridad jurídica en los flujos de inversiones y capitales.
Resulta evidente que los desajustes, tensiones e incertidumbres que actualmente afectan a la economía mundial tendrán efectos negativos sobre los intercambios comerciales entre países.
Aunque los problemas los asociemos principalmente al ámbito monetario y financiero, es obvio el impacto directo que unas condiciones crediticias mucho más restrictivas, que están teniendo ya sobre la actividad productiva de las empresas y las pautas de consumo de los particulares.
Es en estos momentos cuando las empresas tienen que responder activa y contundentemente a los retos que se les plantean en términos de competitividad y estrechamiento de márgenes. No resulta fácil, ni parece razonable, confiar en recetas milagrosas que solucionen los problemas, más estructurales que coyunturales, que vienen acompañando a la empresa española desde hace ya bastante tiempo. La pobre evolución de la productividad que presentan muchos de nuestros sectores productivos no es algo que derive de la crisis actual sino de una tendencia generalizada durante los últimos años, pero es bajo estas nuevas y desfavorables circunstancias cuando sus efectos negativos se hacen mucho más visibles y los perjuicios más evidentes. La reducción en los márgenes de beneficio, los mayores costes energéticos y unas condiciones menos favorables de financiación se coadyuvan para empeorar de manera sensible la marcha de nuestras empresas. Si en tiempos de crecimiento y bonanza es conveniente acometer mejoras en la gestión y organización de la actividad, la opción ahora es, más que obligada, ineludible. Es necesario diseñar acciones y estrategias que permitan extraer la eficiencia potencial que reside en cada unidad productiva y convertirla en ganancias de productividad y competitividad internacional.
La importancia del capital humano y su nivel de formación, experiencia y especialización se convierte en un elemento crucial de la ecuación de éxito de cualquier empresa y, en situaciones de dificultad económica, puede significar la propia supervivencia de un proyecto.
Las instituciones de educación superior, y en particular la universidad, tienen un compromiso directo con el sistema productivo, pues están encargados de formar a los técnicos, especialistas y gestores que tendrán que liderar los procesos de investigación, desarrollo e innovación que aseguren que nuestro sistema productivo afronte unos retos de competitividad cada vez más exigentes.
Si somos capaces de articular rasgos que están presentes en nuestra estructura productiva, tales como la iniciativa, el esfuerzo, la creatividad o la formación, y los sabemos combinar sabiamente, las mejoras que se derivarán en términos de producción, gestión y comercialización serán claves para no solo superar la fase actual de dificultad, sino potenciar el necesario relanzamiento de las empresas españolas en los mercados nacionales e internacionales.

Wexcia Cosulting

  • Alcázar de San Juan
  • Manzanares
  • Ciudad Real
  • Málaga, Granada, Cádiz
  • (+34) 607 887 885

Ofertas de Empleo

  • Envíanos tu CV
  •  

    facebook color  twitter color  blogger color  linkedin color  youtube  Google+ Directorio de Empresas

    Directorio de Consultoría en internet

    Esta página web usa cookies estadísticas anónimas con el fin de mejorar la experiencia de navegación de sus usuarios.

    Puede saber más sobre nuestra política de privacidad y cookies aquí: Saber más

    Acepto